Reversión de Vasectomía

reversion-vasectomia1.jpg

Reversión de Vasectomía

La reversión de la vasectomía es una cirugía que anula la vasectomía. Se vuelve a conectar cada tubo (conducto deferente) que transporta a los espermatozoides de un testículo al semen. Después de una reversión exitosa de la vasectomía, tu semen vuelve a contener espermatozoides y tal vez tu pareja pueda quedar embarazada.

Los índices de embarazos después de una reversión de la vasectomía van desde aproximadamente el 30 por ciento a más del 90 por ciento, dependiendo del tipo de procedimiento. Muchos factores afectan si una reversión tiene éxito y se puede lograr un embarazo, e incluyen el tiempo pasado desde la vasectomía, la edad de tu pareja, la experiencia y capacitación de los cirujanos, y si tuviste o no problemas de fertilidad antes de la vasectomía.

Por qué se realiza

Los hombres deciden hacerse una reversión de vasectomía por distintas razones; por ejemplo, la pérdida de un hijo, un cambio de opinión o haber vuelto a formar pareja. Un pequeño número de hombres se someten a una reversión de vasectomía para tratar el dolor testicular que puede estar asociado a la vasectomía.

Antes del procedimiento

Antes de la cirugía de reversión de la vasectomía, probablemente tu médico quiera:

  • Ver tu historia clínica y realizar un examen físico. El médico querrá asegurarse de que no tengas problemas de salud que puedan complicar la cirugía.

  • Verificar si puedes producir espermatozoides sanos. Para la mayoría de los hombres, haber tenido un hijo antes es prueba suficiente. En casos excepcionales, si el médico no está seguro de que puedas producir espermatozoides sanos, podrías necesitar análisis adicionales.

  • Confirmar que tu pareja está en condiciones de tener un hijo. El médico querrá verificar si tu pareja tiene algún problema de fertilidad, sobre todo si nunca tuvo un hijo o si tiene más de 40 años. Esto puede requerir un examen ginecológico y otros estudios.

Las reversiones de la vasectomía generalmente se realizan en un hospital o en un centro quirúrgico. El procedimiento suele ser ambulatorio — no es necesaria la internación por la noche. Algunos cirujanos pueden hacer la cirugía en la clínica, pero querrás asegurarte de que el tuyo pueda hacer una reparación más compleja (vasoepididimostomía) en la clínica si fuera necesario.

my00326_im03679_mcdc7_vasrevthu_jpg.webp